Tengo una mamá de lujo – Karím Chaman Boutique

Tengo una mamá de lujo

“Tengo una mamá de lujo”, esta campaña que celebra a todas las madres del Perú es una filosofía en mi vida personal. Puedo decir que he sido criada por mi mamá y socia Ana María, una mujer de muchas virtudes y perseverancia absoluta que me acompaña aún hoy en cada paso que doy y en todo lo que saco adelante con mucha pasión.

Tengo una mamá de lujo

Mi mamá fue cabeza de familia en mi casa; mi abuela quedó viuda de muy joven. Yo crecí con ellas dos, con mi hermana y con mi nana, que también fue un referente y se quedó muchos años en mi vida. Entonces, siempre fuimos solo mujeres…mujeres llenas de carácter y poder.

Mi madre me hizo resiliente y fue quien me mostró el camino para llegar donde me encuentran hoy, una mujer apasionada en todo lo que hago como empresaria, como diseñadora y, por supuesto, como mamá, pero también con mis reglas y estilo.

Los tiempos han cambiado y mi motivo es tener como madre una comunicación siempre abierta con mi hijo, Santiago. Según él, ninguno de sus amigos habla tanto con su mamá como hablamos él y yo. Siempre le he dado todos los consejos habidos y por haber: desde qué cosas puede comer hasta de temas como el sexo. Una de mis metas en mi vida de madre es lograr que los hijos de Mauricio mi esposo, que han multiplicado el amor en esta familia, también mantengan siempre esa relación especial y complicidad.

Mis proyectos profesionales también son los hijos que he dado vida y he visto crecer durante años en un camino de rectitud y valores como me enseñó una mamá de lujo, mi madre. Ahora tengo nuevos proyectos, como la internacionalización de las alfombras diseñadas por mí y hecha en un proceso riguroso con la técnica handtufted que pronto presentaremos en un video institucional que queremos que de la vuelta al mundo. Trabajamos con alpaca y oveja, con los más grandes estándares de calidad siempre con el objetivo de llegar a la excelencia y reconocimiento en todo lo que hacemos. Eso también se lo traslado a mis hijos, como un legado de familia, ser tu mejor versión todos los días, asumir retos en la vida y descubrir con mucha pasión el éxito.

Quiero desearle un feliz día de la madre a todas las mujeres peruanas que luchan día a día por ser mamás de lujo. ¡Pues lo son!